lunes, 17 de febrero de 2014

Premio sobre las Fuerzas Armadas


En el mes de Diciembre fuimos animados a participar en un Concurso que organizaban Las Fuerzas Armadas para los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato en los que se les pedía su participación para escribirle “una carta a un soldado español anónimo”.Por la premura de tiempo solo pudimos contar con los alumnos de Sociales. Participaron 20 alumnos y entre ellos elegimos una que fue seleccionada como ganadora  y que se presento a competir contra otras elegidas de la provincia, ante un tribunal compuesto por cinco miembros: representantes de los tres ejércitos, un académico de San Telmo y un representante de la prensa. Afortunadamente nuestra carta fue la ganadora, entre 141 finalistas, en la actualidad compite por el premio nacional.
Altos cargos de la Comandancia de Marina de Málaga nos visitaron, para agradecernos nuestra participación y entregar a los participantes un obsequio.
En el Mes de Enero vinieron, representantes de los tres ejércitos dirigidos por el Teniente Coronel de Defensa para entregarle a Roberto Biedma García los premios de ganador .El Acto fue acompañado por el Director del Instituto, el Secretario del Instituto, profesores y alumnos.
Al mismo tiempo se ofrecieron para venir al Instituto posteriormente y hablar de las posibles salidas profesionales.
A continuación reproducimos la carta ganadora:

Buenos días

Me llamo Roberto, soy un chico de Estepona ( un pueblecito de Málaga), a simple vista un estudiante como otro cualquiera que desea tener un buen futuro y ganarme la vida honradamente; como dice el dicho, “ las apariencias engañan”, bajo una superficie seria y distante, se esconde un chico lleno de tristeza con escasos momentos felices y una familia de la que puedo estar orgulloso, sobre todo de mi hermano; aún recuerdo como si fuera ayer aquél día, estaba en clase, cuando de repente interrumpe
la clase mi padre con las lágrimas saltadas, mi reacción fue similar a la suya, sentí un escalofrío y presentía que ya había pasado algo malo, mi hermano había muerto en una misión en Afganistán, en un atentado terrorista. Los próximos dos años fueron horribles para mi familia y para mí, yo no hacía más que culpar al ejército por no haber cuidado a mi hermano de tan solo 24 años, llegué a cogerles odio incluso a los cuerpos militares.

Ya han pasado cuatro años desde la tragedia, durante este tiempo he madurado psicológicamente bastante, y poco a poco iba entiendo porque a mi hermano le apasionaba tanto el ejército; entiendo vuestra gran labor protegiendo a vuestro país, incluso arriesgando vuestras vidas; es algo que de
verdad hay que apreciar y reconocer, personalmente he aprendido una gran lección desde la muerte de mi hermano; en esta vida tan dura e injusta hay que luchar por lo que de verdad uno quiere, sin rendirse nunca por nada, y el día que consigamos lo que queremos, seremos felices.

Yo, Roberto Biedma García os animo a que luchéis por un futuro mejor, defended vuestra patria y aún más importante los derechos humanos, no dejad morir a niños de hambre, si todos ponemos nuestro granito de arena, el día de mañana sé que terminaremos con la pobreza, la hambruna, la desigualdad y
tantas injusticias que hay hoy en día.

Atentamente Roberto Biedma García









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada